+Info en nuestras páginas

Debate a Fernando Dorado y otros iluminados de nuevo cuño


Debate a Fernando Dorado y otros iluminados de nuevo cuño
por Nicolás Ramón Contreras Hernández
----
-Con Introducción de OjosParalaPazColombia-
Estimados compañeros lectores,

Tras haber tenido un debate entre los miembros del equipo de Ojos sobre si publicar o no, réplicas a los escribanos que, todavía con cabida en algunos medios alternativos, se dedican a proferir infundios contra el pueblo colombiano, decidimos finalmente publicar algunas de las réplicas que nos han llegado en aluvión al correo, tal es la indignación que han sucitado ciertos textos que han tenido espacio lamentablemente en algunos medios alternativos.

Nuestro debate radicaba sobre dos posturas: por un lado unos planteaban que no había que hacerle más publicidad a los escribanos funcionales al régimen que se tapan con una capa cada vez más raída de "alternativos". Escribanos que repiten las tesis santistas como caballo de Troya en medios "alternativos". Y por otro lado, otros sostenían que es importante darle respuesta a esos escribanos funcionales al sistema.

Lo que terminó por decantar el debate fue un texto del señor Dorado, en el que profiere una infamia carente de todo fundamento: le echa la culpa a la insurgencia por un genocidio (el de la UP) que fue perpetrado por el Estado.  Por supuesto esto ya rebasa lo más cínico imaginable. En ese mismo texto el señor Dorado trata de "ejército de ocupación" a la insurgencia colombiana. El verdadero ejército de ocupación, el de EEUU, que trae a Colombia su doctrina contrainsurgente, debe reírse de que haya escribanos criollos que le hagan el juego a las más manidas tesis imperiales. Tiene en esos escribanos unos loros que ayudan a la confusión.


" 'Ah, si no fuera por la “guerra”, ya la izquierda habría alcanzado el poder'. Así razonan algunos sectores socialliberales, que se imaginan que el día en que las guerrillas revolucionarias ya no existan, entonces ahí si la oligarquía va a jugar limpio, no asesinara a la oposición, dejaría de perseguir, asesinar y estigmatizar, etc. El movimiento guerrillero sería una especie de tontos útiles, un grupo funcional a la oligarquía que, sin ellos, carecería de “excusas” para seguir reprimiendo. 

Estos sectores olvidan que la oligarquía comenzó a exterminar a la oposición de mucho antes de la existencia de los movimientos guerrilleros. Es más, se olvidan que las guerrillas en Colombia nacieron, de hecho, como una respuesta a la violencia estatal, no por el capricho de algunos izquierdistas delirantes intoxicados ideológicamente, sino como auto-defensas campesinas. Ahí está el origen de las FARC-EP, en los núcleos de campesinos armados en Cauca, Sur y Oriente de Tolima y Sumapaz. Lo más grave, es que estos sectores asumen la “tesis uribista” de que el surgimiento de la guerrilla fue una decisión voluntarista y artificial de parte de unos conspiradores de izquierda y que la guerra es una imposición absurda  de los revolucionarios. Tesis que no sólo es incorrecta desde un punto de vista histórico, sino que lo que es peor, es una tesis de peligrosas consecuencias en el campo político, que supuestamente se quiere liberar de la distorsión ideológica guerrillerista. Con esa logomaquia se llegó hasta el punto de afirmar que las responsables del exterminio de la Unión Patriótica eran ellas mismas  por no tomar distancia de la insurgencia revolucionaria agraria.

Primero que nada, confunden al fenómeno con su manifestación. Hablan de la “guerra” en abstracto, como si fuera una entidad con vida propia. La guerra es la expresión concreta de la dominación de clase en Colombia; es la manera concreta cómo la oligarquía, tanto a nivel de Estado como a nivel regional, expresa su dominio, su control sobre las clases subalternas. No es una guerra “instrumentalizada” por el Capital; es una guerra iniciada por éste en medio de las tensiones de la modernización capitalista desde la década del 20 en adelante. Es la manera sangrienta y concreta en que se ha hecho la acumulación de Capital, mediante el despojo al campesinado y la desarticulación de toda forma de resistencia obrera y popular a la explotación desenfrenada. Pero el problema no es la “guerra”, sino ese tipo particular de dominio de clase, del cual la guerra es apenas la expresión. 

La lucha guerrillera, en vez de ser funcional a esta violencia de clase, ha sido una de las manifestaciones de la resistencia popular en contra del saqueo y la violencia de los de arriba. Objetivamente, el movimiento guerrillero ha sido un dique de contención a la expansión de la economía minero-extractivista, de mega-proyectos y, más tradicionalmente, de la expansión del latifundio. De no ser por las guerrillas, ya no quedarían campesinos en Colombia. Es un hecho que donde todavía queda campesinado, es porque todavía queda insurgencia".

(...)
Quienes creen que una “paz neoliberal”, o que la desmovilización o desaparición, o la derrota de los guerrilleros, va a generar condiciones para que el pueblo se organice y avance en sus demandas, pues ya no estaría el “gran obstáculo” que supuestamente tendría el movimiento popular, harían bien no sólo en recordar la historia, sino que en ver el resultado de la paz neoliberal en países centroamericanos como El Salvador o Guatemala. La “paz neoliberal”, esa paz minimalista que fue poco menos que una desmovilización que no tocó, en lo fundamental, ninguna estructura del poder, es una paz asesina, es una paz violenta, en la cual muere más gente de muerte violenta que cuando se estaba en guerra. Es una paz bajo un proyecto social que generaliza la anomia y que desintegra a la sociedad, dando paso a las estrategias imperialistas de mayor injerencia en las naciones centroamericanas, como sucede con el Plan Mérida y sus miles de muertos y masacres como en México y El Salvador. Una paz vigilada, donde los ejércitos mercenarios privados siguen al servicio de los poderosos, como si nada, para seguir aplastando sueños apenas los ven surgir. ¿Ese es el modelo de paz que queremos para Colombia y su pueblo?"

(...)

"El problema es que sin justicia social, puede ser que no haya guerrilla pero no habrá paz. Y seguirán muriendo los pobres: desplazados por la megaminería y la agroindustria, de física hambre como en la Guajira, bajo las balas de sicarios y paracos al servicio de poderosos intereses económicos, legales o ilegales. Esa paz neoliberal que se vislumbra en las metas del Plan de Desarrollo Nacional, santifica el enriquecimiento por despojo y llevaría a una sociedad francamente caníbal". 

Cada medio "alternativo" que publica todavía a Dorado, debería cuestionarse sobre si es ético copar nuestros medios -cuya fuerza es poca comparada a la fuerza de difusión que tienen los medios del Capital-  con textos que apoyan el neoliberalismo y son funcionales al régimen.

Le están dando la palabra a las tesis más rancias del santismo y del capitalismo a través de ciertos escribanos. El señor Dorado hace malabarismos con la historia dignos del revisionismo: no tiene fondo argumentativo para sus escritos. 

Publicar a ciertos escribanos es mediocrizar el necesario debate, y meter en nuestros medios la infamia de la falsmedia. Todo ello quitándole espacio a las miles de voces que desde el pueblo, intentan traspasar la mentira mediática.



Debate a Fernando Dorado y otros iluminados de nuevo cuño
 por Nicolás Ramón Contreras Hernández

     El más reciente artículo de Fernando Dorado con pretensiones de autocrítica,  hacia una izquierda que sigue soñando como patrimonio intelectual omnímodo de Europa;  y publicado en prestigiosos portales como Kvilando y Alainet con el título, "Se nos acaba el tiempo y la derrota ideo-política de la insurgencia" [http://www.alainet.org/fr/node/170221#sthash.A6BcBZ8m.dpuf], me obliga hoy 8 de junio de 2015 a plantearle el debate necesario, porque detrás de un supuesto revisionismo crítico, se esconde el mismo iluminismo colonial y regañón de nuevo cuño basado en la copiadera,  que tanto combatió en su época Simón Rodríguez el pedagogo social y político por excelencia de Abyayala/América,  que invitaba a inventar o errar...

     Incluso Recurriendo a la paradoja dicha con sarcasmo que tanto lo caracterizó, invitaba a la nueva dirigencia surgida de una primera independencia que ya apestaba a aborto en la primera mitad del siglo XIX,  a “imitar la originalidad” de Europa y USA en sus procesos expansionistas productivos,(Simón Rodríguez citado por Galeano 2004, p. 211),   que terminó por devorar hasta el día de hoy incluso el acto de pensar desde el contexto,  como sucede con Fernando Dorado, quien recogiendo el mismo espíritu de quienes traicionaron a José Antonio Galán en la revolución comunera de finales del siglo XVIII – incluyendo a sus neoliberales descendientes de hoy – recurre a la hipócrita fórmula de parecer correcto y “no resentido social”, recurriendo a la vieja fórmula de despotricar de la insurgencia en unos términos que no tendrían nada que envidiar,  al equipo de guerra psicológica de las fuerzas militares, amplificado por las empresas privadas que usurpan el periodismo,  como Caracol, RCN, El Tiempo y el kombo de Andiarios.

y argumentos a Armando Borrero Mancilla (2011) – Catedrático de la Escuela Superior de Guerra y asesor del Ministerio de defensa de mi país Colombia – quien ya los había planteado en una nota para el portal Razón Pública, sino que los supera cuando dibuja a unas Farc al estilo de los villanos de Hollywood, con el contorno de ese monstruo capaz de sumar todas los vicios, estupideces y errores, con una dosis maquiavélica que hubiera envidiado el personaje del Cardenal Richelieu, dibujado literariamente por Alejandro Dumas en Los Tres Mosqueteros. En una pose de Torquemada Fernando Dorado acusa a las Farc entre otros disparates de haber inmolado 

[...] – consciente y calculadamente – a miles de cuadros y militantes comunistas de la UP y el PC, creyendo erradamente que ese sacrificio sería un insumo para desencadenar la insurrección popular armada [...] Interpretaron su crecimiento y fortalecimiento militar como parte de ese proceso insurreccional cuando en la realidad se habían convertido [...] en un cuerpo armado desligado de las fuerzas sociales potencialmente revolucionarias, al estilo de un ejército de ocupación [...] las FARC han terminado representando – en lo fundamental – a los intereses de una burguesía emergente que ha ido surgiendo en el seno de las zonas de colonización”.

     José Obdulio Gaviria – guerrillero urbano renegado del maoísta EPL- o Alfredo Rangel, que en artículos para la época de la toma de Mitú en 1998 elogiaba a Jojoy al compararlo con Nguyen Giap desde las páginas de El Tiempo, tirando carreta impresa sobre el paso de la guerra de movimientos a la guerra de posiciones, no distan hoy de Fernando Dorado en esta voltereta gimnástica, olímpico exponente de esta nueva clase de iluminados, verdaderos camaleones ideológicos, que ahora con las nuevas realidades de la guerra interna como Ebert Bustamante, Oti Patiño o Rosemberg Pabón, terminaron travestidos con los mismos argumentos de la extrema derecha henchida de paramilitarismos y más masacres, y por eso terminan culpando a las Farc, hasta de narcotraficantes; como Fernando quien se apresura a sumar otra acusación ligera cuando los llama:  traidores negociadores de “una paz neoliberal” como la del M-19, que terminó refrendada en la Constitución del 91.

      Desde su olímpica posición con aspiraciones de monedita de oro, Dorado le ordena a la insurgencia en La Habana: “lo mejor es que guerrilla y gobierno concierten lo más pronto “su paz”, que no puede ser más que “neoliberal” porque la guerrilla al no tener el apoyo popular no puede ir más allá, y que se facilite a la sociedad un clima de distensión y relativa tranquilidad para asumir los procesos de cambio que requiere nuestro país”. Y esa solución mágica la afinca Dorado con los ojos puestos en la Europa de Podemos y Syriza, timorata y arrinconada por la guerra mediática, que unas veces reconoce la inspiración bolivariana de Chávez o Kirchner, pero en otras, temiendo la demonización del imperio mediático olvida que esa Europa políticamente moribunda que dice ser de izquierda,  terminará muy seguramente por desencanto dando un violento giro hacia los nuevos nazismos. No se da cuenta y por ello con frecuencia, arremete contra la Izquierda Unida o la Izquierda Abertzale, tratando de ponerle una vela al diablo y otra al santo, que se expresan por la tele, los impresos, las emisoras y redes sociales tejidas por el gran capital que financia el terrorismo global.

    Los argumentos que según Dorado con novedosos en su tesis satelital importada de Juan Carlos Monedero, el menos timorato del equipo de Pablo Iglesias,  se basa en sobredimensionar al movimiento Ocuppy Wall Street que terminó aplastado por los medios de propaganda global de CNN, Fox y el resto de la mafia mediática,  precisamente por no tener peso ideológico y rehuir la condición de izquierda; o el Podemos/Ciudadanos, que opina y actúa al son de las encuestas y las matrices de opinión mediáticas sobre lo correcto y lo incorrecto, que luce plagado de indefiniciones frente al tema de la monarquía, el cual evade cañando con los desahucios y otras yerbas,  que no tocarán llegado el momento de la verdad a fondo,  porque no actúan más allá de la moda mediática, pero eso sí, raudos acuden a reconocer el carácter de presos políticos a multimillonarios de la política al servicio de USA, como Leopoldo López o Antonio Ledezma, mientras en casa acusan a los presos políticos de ETA de terroristas...¿Y de la coherencia qué? 
    
     Fernando Dorado, Juan Carlos Monedero, Pablo Iglesias y otros iluminados, no se han dado cuenta en su encandilamiento cegador, que lo que se juega hoy en día no admite medias tintas, porque lo que ocultan los medios y académicos que juegan a ser de izquierda o progresistas, es que esta democracia que en Colombia, Europa o Méjico ya no obedece a las mayorías que votan, es empujada poco a poco gracias a los nuevos vaticanos mediáticos, camino hacia un nuevo feudalismo donde las megacorporaciones trans y multinacionales, han desviado al pueblo precarizado racionalmente de la esencia problemática y problémica,  de las relaciones causalmente estrechas entre economía, política, derechos y capitales. De allí que la función de los opinadores precarizadores, esto es, los nuevos bufones de los nuevos señores feudales sea poner a bailar al pueblo embrutecido, al son de las burbujas de moda como el vegetarianismo, la ecología boba – criticada por Rafael Correa – o los derechos de los animales,  que terminan por estar por encima de los derechos de la gente. 

     De manera que el proletario precarizado es realmente un nuevo siervo de la gleba global, que se ha tragado el cuento de que el estado es de los banqueros, los multimillonarios y sus empleados, los cabilderos, los formadores de opinión  y los jefes políticos carismáticos – nuevos como Iglesias y viejos como Felipe González – que para nada reivindican el mandar obedeciendo, la refundación por democracia directa de la política sin más dilaciones – como lo hicieron Chávez, Kirchner, Evo, Lula y Correa- desafiando guerras mediáticas y otras estafas. Olvida Fernando Dorado, que los contextos hacen más complejo un mundo como el político, donde 2 + 2 no es cuatro:

    Sí Bolivia, Argentina, Venezuela o Nicaragua estando en el mismo patio, han debido manejar sus procesos atendiendo la diversidad de sus pueblos y contextos, más errado es comparar las recetas de Europa para Abyayala/América, máxime cuando los académicos de Europa y USA, o son mensos o son estafadores cómplices de esta gran estafa como Fernando, al seguir confundiendo y confundidos como Iglesias o Slavov Zizek, quien al pretender aclarar el populismo en política con la tara olímpica de la soberbia,  siguen confundiendo este concepto demonizado de las ciencias sociales,  con demagogia, personalismo y caudillismo[1]. Todos ellos tratan de congraciarse con el establecimiento mediático y militar oficial, como Fernando Dorado en esta operación monedita de oro. Por eso olvida entre otras cosas:

     Que la masacre de la UP no obedeció a un calculado sacrificio, sino a la creencia de la insurgencia en que la élite secular colombiana iba a respetar el esquema de la combinación de las formas de lucha, que en Europa por ejemplo, permitió en suelos del Reino Unido, la existencia de un movimiento independentista irlandés, con un brazo armado el IRA y un brazo político, el Sin Fein, con el cual se llegó a negociaciones de paz gracias a la prudencia de los medios de información. En España por ejemplo, antes de la llegada de gestores del paramilitarismo de estado como Felipe González o José María Aznar, en la época cuando se legalizó como democracia a la monarquía franquista, se aceptó por ejemplo, un brazo armado ETA y con un grupo político como Batasuna, cuyos miembros fueron asesinados, encarcelados y difamados por los actuales defensores españoles de los terroristas de Venezuela...Por eso mi crítica a Iglesias.

    En cuanto a Fernando Dorado quiero ser reiterativo:  ¿Tiene pruebas para acusar a las Farc de hacer matar a parte de su brazo político? ¿Tiene pruebas de los terratenientes defendidos por las Farc?  Hago estas preguntas, porque dudo mucho que Fernando Dorado tenga pruebas de las acusaciones, como tampoco las tienen quienes han tratado de demostrar sin aportar pruebas serias, que las Farc son un cartel del narcotráfico (Ferrer 2015), algo entendible viniendo de las Fuerzas Militares como oponentes que hacen una guerra psicológica informativa y militar. Cosa distinta es que las Farc cobren gramaje a los grupos de narcotraficantes y cultivadores de coca, en las zonas donde ejercen dominio territorial. En caso, como en el supuesto latifundismo de las Farc, Fernando Dorado vuelve a jugar el esquema de las fuentes que no son fuentes denunciado por Miguel Ángel Ferrer (2015), acusaciones como las del latifundio guerrillero, refutado por el tema de las zonas de reserva campesina, que el gobierno por el contrario ha violado a plomo limpio, con todo y que es una ley con decreto reglamentario.

     No es serio que personas que dicen ser de izquierda, actúen con las mismas lógicas del centro que no es centro ni democrático. No es serio reducir el conflicto que se negocia en La Habana, a una historieta de buenos y malos, que no tenga en cuanta que la guerra la hacen hombres y no ángeles y demonios.  Termina Fernando en cierta manera jugando a la estrategia ruandesa del Mille Collines, que propagó con mucho éxito como Caracol, RCN y todos sus tentáculos de manipulación de la opinión pública, la tesis de que hay personas que tienen derecho a matar y otras que sólo tienen derecho a rendirse y a dejarse matar. Esa tesis no reconoce que la insurgencia fue generosa y más seria que el gobierno hasta el día de hoy. Ese tipo de tesis tratan de mostrar una verdad única mientras gritan a voz en cuello que son pluralistas y objetivos, que son coherentes y serios...¿Se puede ser coherente, serio y de izquierda, vendiendo tesis del uribismo más ramplón? El académico o intelectual debe tener el mínimo de seriedad y responsabilidad al afirmar lo que predica. Por parecer correctos y supuestamente seducir al país, no se puede exigir celeridad al otro, y sobre todo en desarmarse, estando el paramilitarismo vivito y coleando y con sus jefes saliendo de la cárcel. 

Nicolás Ramón Contreras Hernández.
Tolú Sucre. Ciudadano afroabyayalense de la Región Caribe en la República de Colombia. Red Independentista del Caribe. Observatorio de medios y estudios académicos. 

Referencias Infográficas y bibliográficas:

Galeano Vanegas, Eduardo (2004). Memorias del fuego II. Las caras y las máscaras. Siglo XXI Editores. Méjico.

Rosental, M. M., y Iudín, P.F (1997). Diccionario Filosófico. Gráficas Modernas. Bogotá. 

http://www.alainet.org/fr/node/170221 - ARTÍCULO DE FERNANDO DORADO EN ALAINET.


http://www.lasexta.com/programas/mas-vale-tarde/noticias/pablo-iglesias-felipe-podemos-monarquia-encuentran-bruselas_2015041400391.html - PODEMOS Y SU INDEFINICIÓN SIMBÓLICA ANTE LA MONARQUÍA Y EL NUEVO MONARCA, ES SUPERADO EN CLARIDAD POR BILDÚ E IZQUIERDA PLURAL.

http://crowdfunding.informacionsensible.com/news/4770/Pablo-Iglesias-considera-necesario-el-populismo-de-izquierdas-para-el-cambio/ - PABLO IGLESIAS: OTRO CAMALEÓN MEDIATIZADO Y MAESTRO DE FERNANDO DORADO, QUE DESINFORMA EN EL CONCEPTO POPULISMO MANIPULADO POR USA.

http://www.telesurtv.net/opinion/Una-aclaracion-con-respecto-al-populismo-20150424-0027.html - SALAVOV SISEK OTRO DESPISTADO CON ÍNFULAS DE SABIHONDO GRACIAS AL COLONIALISMO ACADÉMICO CRÓNICO QUE PADECE TODAVÍA TELESUR. 

http://www.telesurtv.net/bloggers/Las-FARC-y-las-fuentes-que-no-son-fuentes-20150521-0004.html - MIGUEL ÁNGEL FERRER RECUERDA EL RIGOR ACADÉMICO AL TRATAR EL TEMA DE LOS DIÁLOGOS DE PAZ



[1] El populismo como ideología desarrollada por Piotr Nikitin, Lavrov, Bakunin,  Herzen y Chernievsky a partir de las luchas agrarias en la Rusia Zarista del siglo XIX, que proponía “el salto del feudalismo al comunismo sin pasar por el capitalismo, con base en premisas como: 1) Cambio radical de las relaciones agrarias 2) Preparar al campesinado para la toma del poder 2) Es posible un progreso no capitalista anteponiendo la pequeña economía agraria (Rosental - Iudin 1997, p. 368).




Puede encontar esta noticia y otras relacionadas en las siguientes páginas:

agrégame en google+  estamos en facebook  síguenos en twitter  suscríbete por e-mail feed rss

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTICIAS COLOMBIA:
Página de prensa alternativa, pensamiento crítico e información para romper el cerco mediático que impone el capital.
Difusión de noticias necesarias y silenciadas por los MassMedia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
COMPARTIR ARTÍCULO EN:

Artículos de análisis más leídos

Otros Artículos entre los más leídos

Documental ‘Falsos positivos-Crimenes verdaderos’

Fosa común más grande de América Latina [2.000 cuerpos en La Macarena]

Seguidores en