+Info en nuestras páginas

Combinación de todas las formas de amar: Amores guerrilleros



Por Victoria Sandino Palmera, Delegación de Paz de las FARC-EP IAgosto-2015I


Combinación de todas las formas de amar

 “Se me ha perdido varias veces y quienes me quieren lo han encontrado y devuelto, ahora es tuyo, si tu lo conservas nos volveremos a ver” Es el mensaje que se alcanzaba a leer en un papelito viejo de unos 5 por 10 centímetros, desleído y roto en partes, doblado en cuatro. Contenía en su interior un diminuto corazón rojo de pasta.

Juana se lo había dado a Esteban en 1993; 22 años después de su separación, ahí estaban de frente. Luego de saludos emocionados aunque formales, él sacó de entre su billetera, el mencionado papel con su contenido; ella atónita, con los ojos desorbitados ¡no lo podía creer! Lo reconocía, se estaba cumpliendo, aunque tarde, se estaban volviendo a ver. Cuando le había ofrecido su corazoncito, en medio de los preparativos de marcha, cada quien tenían distintas tareas asignadas pero lejanas, así que se tenían que separar.

En la guerrilla una promesa de esas es casi una utopía. No por falta de afectos, de amor, o de voluntad, es por la lucha misma. Porque la movilidad nos lleva a parajes muy distantes, unos de otros; los planes que nos corresponden pueden ser diferentes, y claro, también la guerra, que nos puede arrebatar la vida. Tal vez por eso los amores en la guerrilla son más intensos.

Somos camaradas y sobre esa base hemos aprendido a tejer fuertes lazos de amistad, sostenida en profundos afectos, surgidos de la admiración que sentimos por muchas y muchos de nuestros compañeros. Nos queremos intensamente, como una gran familia. Somos la combinación de todas las formas de amar.


Cuando alguien se va, quienes quedamos sentimos el vacío por su ausencia. Es un cúmulo de sentimientos encontrados: nostalgia por su partida y la incertidumbre del reencuentro; pero también cierta alegría porque quien parte va cargado de sueños e ilusiones de paz que compartirá con quienes le esperan. Entonces hay promesas y muchos recuerdos, que alimentan el anhelo de volverse a encontrar.

El pero, es que estamos en la guerra y siempre están las preguntas a flor de piel, aunque no se hagan públicamente porque puede ser de mal augurio, ¿Nos volveremos a ver?, ¿Estaremos bien? ¿Seguiremos con vida? Y entonces ese sentimiento se vuelve sublime, porque los combatientes sabemos qué significa el ahora, qué es amar en el instante, qué se siente dar todo de una vez, para no guardarse nada, porque después no se sabe, nadie sabe qué rumbo tome la vida...

En fin, ese es el sentimiento que nos embarga cuando nos separamos por las condiciones del mismo proceso revolucionario; incluso aquí, en La Habana, cuando nos despedimos, siempre nos acompaña ese sabor agridulce. En la mirada, en los abrazos, en los sollozos, en las risas, nos vamos diciendo cuánto nos queremos, cuánto nos extrañaremos, con recomendaciones de cuidarse mucho, de trabajar duro, de cumplir con los planes, la disciplina, dar todo de sí, pero siempre esos benditos interrogantes: ¿Nos volveremos a ver?, ¿Y cuándo? Así nos despedimos de Marcela, Patricia, Shirley, Sergio, y claro, de Emiro y Jairo, hasta nos prometimos que nos encontraríamos por las áreas donde cada quien viajaba, construyendo paz, ojalá sin riesgos de perder la vida.

Nos alegramos inmensamente cada vez que sabemos que nuestros compañeras y compañeros están bien.

Por eso es absolutamente sorprendente que Esteban haya conservado el papel con un corazoncito y el mensaje con la promesa improbable de volverse a encontrar, si se conservaba el mismo. Después de tantas batallas, bombardeos, lluvias, ríos, marchas y tantas peripecias, aquél talismán persistía en el tiempo, a tal punto que logró el encuentro, en una demostración de la combinación de todas las formas de amar. Así es el amor guerrillero: sublime y doloroso.


Tomado de www.mujerfariana.org/index.php/vision-de-mujer/380-amores-guerrilleros




Puede encontrar esta noticia y otras relacionadas en las siguientes páginas:

agrégame en google+  estamos en facebook  síguenos en twitter  suscríbete por e-mail feed rss

1 comentario:

  1. Anónimo8/11/2015

    Ahora que entiendo más el amor...comprendo sus palabras.
    Adelante, que somos muchos los que hemos despertado del gran sueño colectivo.

    ResponderEliminar

NOTICIAS COLOMBIA:
Página de prensa alternativa, pensamiento crítico e información para romper el cerco mediático que impone el capital.
Difusión de noticias necesarias y silenciadas por los MassMedia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
COMPARTIR ARTÍCULO EN:

Artículos de análisis más leídos

Otros Artículos entre los más leídos

Documental ‘Falsos positivos-Crimenes verdaderos’

Fosa común más grande de América Latina [2.000 cuerpos en La Macarena]

Seguidores en