+Info en nuestras páginas

Glifosato, arma química de destrucción masiva usada criminalmente durante años en Colombia


Por Arturo Prado Lima  I 16-05-2015 I

40 años después de que Estados Unidos dejara de deforestar las selvas vietnamitas con el Agente Naranja, un herbicida fabricado por la Corporación Monsanto y Dew, con la anuencia del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, aún siguen naciendo niños con las orejas en la espalda y los ojos en la frente. El Agente Naranja está fabricado a base de glifosato, el herbicida con que durante 14 años el gobierno colombiano a fumigado más de un millón ochocientas mil hectáreas de coca, y con ellas plantaciones de cacao, café. caña de azúcar, plátano, yuca, arroz y toda clase de pan coger. Fincas ganaderas y reservas ecológicas. Con todas sus consecuencias de muerte y deformación de su flora y su fauna.

Presionado por organismos internacionales y nacionales, el gobierno colombiano a accedido a suspender la aspersión de este veneno letal, considerado por la ONU como arma química de destrucción masiva.


Las consecuencias de estas fumigaciones son realmente espantosas. El daño en el ser humano es letal: daños genéticos, tumores en la piel, problemas de tiroides, anemia, dolor de cabeza, sangrado de nariz, mareo, cansancio, náuseas, irritación de ojos y piel, asma y dificultades para respirar. Todas estas anomalías conllevan a un mortífero cáncer que no es posible curar con los medios existentes hoy.

Lo que más espanta, son embargo, es el desorden genético que este herbicida produce en el ser humano. Existen lugares ocultos en el mundo donde esconden a las víctimas de la guerra estadounidense en Vietnam con su arma química letal a base glofosato: Deformación de rostros y desubicación de miembros.  4O años después, hay niños que nacen con un solo ojo, con las orejas en el cuello, con cuatro brazos y sin piernas, con la boca en la frente y mil monstruos más que la sociedad actual pretende esconder para evitar el grito de protesta del mundo civilizado.

La erradicación de estas practicas criminales en Vietnam se logro gracias a las denuncias internacionales y la solidaridad de los pueblos que veían en  estas prácticas un acto criminal de lesa humanidad y no una lucha por la democracia en el lejano oriente. Los campesinos colombianos, los colonos, los indígenas, los desplazados de guerra que han sufrido estos bombardeos no han encontrado la protesta unánime del mundo que los salve de este infierno. En Vietnam los agentes químicos deforestaron 3 millones de hectáreas de selva, 36 mil pueblos recibieron el letal veneno afectando a más 2 millones de seres humanos.

En Colombia, se estima que casi es la misma cantidad de personas afectadas que en el país oriental. De esta escalofriante cifra, el 5% desarrollará leucemia y otros tipos de cáncer, es decir unas 100 mil personas; el 3% de las parejas desarrollarán hijos deformes y un dos por ciento se verá afectado por la infertilidad.

     “ Los criminales, dicen los orientales,
      no le temen a los despojos, están
      hechos de ellos.”

Estas son las consecuencias de una política criminal desatada contra el pueblo colombiano a nombre de la lucha contra el narcotráfico pero que en el fondo se trata de defoliar la selva para buscar los campamentos de los guerrilleros y bombardear sus posiciones a campo abierto.

La OMS, la ONU, una veintena de organizaciones demócratas en todo el mundo, los campesinos, los agricultores, los indígenas, los colonos, los millones de víctimas de la guerra política en Colombia han saludado la medida: más vale tarde que nunca.

Excepciones, claro que sí. El embajador de los Estados Unidos en Colombia Kevin Whitaker, el procurador general Eduardo Ordoñez, el expresidente Alvaro Uribe Vélez han puesto el grito en el cielo advirtiendo de que esta medida es una claudicación de la lucha contra el narcotráfico.

La medida medioambiental es un logro de la lucha del pueblo colombiano. Quedan en pie de lucha en favor de las aspersiones con glifosato algunos criminales que quieren hacer de Colombia un montón de despojos. Los  criminales, después de todo, dicen los orientales, no le temen a los despojos, están hechos de despojos.

@arturopradolima

Madrid - España

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTICIAS COLOMBIA:
Página de prensa alternativa, pensamiento crítico e información para romper el cerco mediático que impone el capital.
Difusión de noticias necesarias y silenciadas por los MassMedia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
COMPARTIR ARTÍCULO EN:

Artículos de análisis más leídos

Otros Artículos entre los más leídos

Documental ‘Falsos positivos-Crimenes verdaderos’

Fosa común más grande de América Latina [2.000 cuerpos en La Macarena]

Seguidores en