+Info en nuestras páginas

Elección presidencial en Colombia: ¿Fascismo o espejismo?

Por Sara Leukos/ 18-06-2014/


"El espíritu de nuestros muertos, conformará el alma de una nueva generación" 
¿Puedo un hombre mantener su código de moralidad, en un mundo inmoral? (Film sobre Polonia)


La nueva elección presidencial en Colombia- es una idea romántica, de sueños, de  luces  destellantes  que  se elevan y luego  se apagan  bajo el firmamento. No se ha iniciado el gran rayo  del despertar, aún el tiempo se atrapa bajo un oscuro parlamentarismo. Con la nueva elección presidencial no hay júbilo de un pueblo, solo un pequeño espíritu que atisba en :  la fuerza  de una izquierda institucional- la  derecha bajo una oligarquía tradicional santista- la estatización del poder violento Para –Uribista- regidos por la combinación de un cielo en un orden rígido señalado por el gran capital.
En Colombia se  entremezcla este mundo inmoral. Existe una gama de acciones de un fascismo,  que no es precisamente vernáculo: persecución y muerte a líderes de tierras, muerte a campesinos, asesinatos a miembros de sindicatos, muerte y persecución a defensores de Derechos Humanos,…mujeres, hombres, jóvenes, monjas, sacerdotes, maestros, indígenas, sindicalistas, obreros, empleados todos mueren bajo un modelo de  eliminación que tiene su inspiración en el siglo XX: el fascismo, que  no es cuestión del pasado.
En Colombia, el paramilitarismo  hace parte del método fascista más relevante durante  el siglo XX, donde un pueblo no logra liberarse en el siglo XXI.  No  importa como lo llaman algunos académicos: clásico o contemporáneo,  no es asunto mío llamarlo como periodo histórico. Estamos atrapados en el siglo de Einstein. La inspiración del tiempo: la Gestapo   y el renacimiento científico son hijos de una misma sala- cuna. El fascismo aplica al hombre las leyes de los átomos.
Los principios del fascismo se alienan, bajo los principios de la física cuántica, en el mundo de las probabilidades, del conjunto de  individuos físicos.  Su fin aniquilar estratos enteros de población.
Cabe preguntarse:
 ¿El fascismo se funda sobre el principio  de la política cuántica, de una Probabilidad  política?- Mire el substrato histórico del movimiento político de la Unión Patriótica,  donde se eliminaron físicamente aproximadamente 4000 mil personas en el siglo XX  y  otras poblaciones manifiestas en el orden político y social representadas en líderes, miembros de sindicatos, obreros, maestros, indígenas, negros  y comunidades populares, - ¡¿Qué fue de ellos ?! Este tiempo cruel es solo un ejemplo criollo del aquí, del tiempo que no es más que el allá, inspirador del aniquilamiento de masas. En Colombia en vías de una paz,  se continúa con el exterminio que se traza de manera cuántica, separatista, segmentada bajo el tiempo liberador  de las comunidades. La paz se perfecciona y toma su tiempo en el claro oscuro de la guerra.   
El fascismo  en Colombia  no es una cuestión del pasado, ni es un fantasma,  vive  y está  bien presente en la operatividad del tiempo. Los muertos hablan y esperan el alba que aún no despunta...  


                                                        II.

 ¿Hay que cruzarse de brazos,  con  ánimo conciliador   y  esperar el siguiente vómito del enemigo?  Representar lo  impensable, es  alertar el presente  en  contravía, sobre ese  sueño repetitivo  que no tiene lenguaje más, que él  de una secuencia protagónica del siglo XX en América Latina: el capitalismo y su  alianza con el fascismo. Esto  no es por azar,  estos se han convertido en compañeros de viaje del siglo XXI. Todas  las fuerzas  se apiñan en cada rincón del orden mundial: Colombia no se escapa a ello y su  multitud no está. -   ¡¿Elevamos las manos  hacia Dios,  para que venga el mesías?
El siglo XXI- propone la velocidad de un fascismo revelador, un  presente en el viaje terrible del tiempo. Tiempo  que no es más que un rayo que no trasciende aún  en la  aurora. Es un punto que  se inflige en sobrevivir en el alba, pero también  la libertad que se advierte desde lo cotidiano. Es el siglo de la contienda y la resolución interna se halla en la  lucha  cotidiana. El Uno  y el Otro reconociéndose como encuentro interno de una colectividad política.  La lucha  está ahí y todas  las fuerzas intrínsecas que se derivan ante la vida...de cara  al mundo interior, justo contra esa inmoralidad  que vierte a los seres, bajo pequeñas partículas...

                                                      III.

El fascismo  y el hombre no pueden coexistir - ¿Cómo representarnos en este tiempo de acumulación de muerte?  -El fascismo se halla como un guijarro en Colombia.
El siglo XX  con sus principios de la física contemporánea, en su modernidad  traza el magma del fascismo en el siglo XXI. Arrastra  sin preámbulos,  todo el valor de un sistema y sus propios intereses de clase en respuesta al orden mundial: la expansión del imperialismo que compromete a  las  fisuras paupérrimas de gobiernos  mal nacidos como ColombiaColombia está raída, esta huérfana, tiene pérdida a su madre, subyace en una sala-cuna.
El tiempo  mesiánico  crece como grupúsculo histórico- ese  que va más allá de un tiempo profano, el cual se condensa como masa espesa  al  servicio pusilánime de un Estado.
No se ignora- el fascismo  se funda en la aniquilación de personas, en la eliminación de un pensamiento, en  vencer a los hombres moral y éticamente. Son tentáculos bajo  brazos en  movimiento que aniquilan estratos enteros de población nacionalidades y comunidades. Es necesario,  estar en el presente más allá de un tiempo mesiánico – Sí el fascismo vence, el  hombre deja de existir, quedan sólo  criaturas sonámbulas, opacadas, carentes de motivos, sólo quedan antropoides que han sufrido transformaciones internas.
Contrariamente cuando el hombre dotado de libertad, carencia y motivo, es él que vence, el fascismo es el que muere y aquellos  que se han sometido a su servicio, como átomos, guijarros a él, vuelven a ser hombres.
Un sistema puede  ocultarlo todo,  pero no el olor a muerte  de cientos de jóvenes  y  la miseria  de un pueblo. Ahí está la clave para  representarnos…
Sara Leukos.

1 comentario:

  1. Anónimo6/22/2014

    Sara de pluma suelta, y palabras ciertas y sentidas, mira que fascismo arroja el señor santos en tiempos de sombras que le cubren y lavan su ruin figura enseñoreada de clase al que lanza bombas desde el cielo y en tierra no importa que, con tal de acallar las justas luchas del pueblo
    Un saludo
    María Madrugada





    ResponderEliminar

NOTICIAS COLOMBIA:
Página de prensa alternativa, pensamiento crítico e información para romper el cerco mediático que impone el capital.
Difusión de noticias necesarias y silenciadas por los MassMedia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
COMPARTIR ARTÍCULO EN:

Artículos de análisis más leídos

Otros Artículos entre los más leídos

Documental ‘Falsos positivos-Crimenes verdaderos’

Fosa común más grande de América Latina [2.000 cuerpos en La Macarena]

Seguidores en