+Info en nuestras páginas

Carta de Julián Conrado al Presidente Nicolás Maduro

Hacemos pública esta carta de Julian Conrado dirigida  al Presidente Nicolas Maduro.  El compatriota de nuestra Patria Latinoamericana y Caribeña escribe desde su situación de recluido en el Hospital  Militar Carlos Arvelo.  Transcribimos su carta y al final anexamos la misma de su puño y letra.

La Carraca de Caracas         /           28 de abril de 2013

Camarada presidente Nicolás Maduro:
Un abrazo de corazón revolucionario aún con el dolor por la partida física del compañero Hugo Chávez, nuestro amado comandante eterno, te envío ésta nota para contarte algo sobre mi caso.

Yo, al igual que Ali Primera, soy un cantor de los pobres de la tierra. Soy de los que se entregan totalmente y a cambio de nada por la causa de la paz con justicia y amor.
El próximo mes de mayo se cumplen dos años que fui hecho prisionero, ilegalmente en la República Bolivariana de Venezuela; 7 días me tuvieron esposado, vendado y desaparecido; luego me pasaron a un calabozo donde me entero que estoy en poder de la DIM. Actualmente me tienen en el hospital militar Carlos Arvelo.

Como mi único delito es ser patriota revolucionario, las voces de solidaridad revolucionaria que a mi favor se alzaron y se continúan alzando en Venezuela y el mundo son incontables; hay un profundo sentimiento de tristeza e indignación por lo que sucede conmigo acá en esta Patria Bolivariana, Nuestramericana, a cuyo pueblo y revolución, con el ejemplo de Ricaurte y Girardot le he dedicado mi canto.

A pesar de todo se ha tenido mucho cuidado, de parte nuestra, para no causar daño al gobierno; todo lo contrario, si algo asombra a quienes comparten prisión conmigo y a mis propios carceleros es, además de mi disciplina y siempre elevada moral, la forma tan contundente y apasionada como defiendo esta esperanzadora revolución: ¡ Mi propia revolución!.

Camarada Nicolás: extraditarme a Colombia o a Estados Unidos sería condenarme a la tortura y la muerte, es decir, una terrible violación de la Constitución venezolana y de las leyes, acuerdos y tratados internacionales que protegen a los perseguidos políticos; y, peor aún, una inconcebible violación de los principios y normas de la ética revolucionaria, bolivariana y socialista; esto ya lo han explicado públicamente muchos sabios de la política y el Derecho Internacional, entre otros, los maestros José Vicente Rangel, Freddy Gutiérrez Trejo y Luis Brito García.

Continuar manteniéndome prisionero es una indignidad; cada día, cada hora, cada minuto es una puñalada que se clava en el corazón de Simón Bolívar y Ali Primera, y junto a ellos a todas y todos los revolucionarios del mundo que conocen de mi vida, de mi lucha, de mi canto.

Hermano mío: yo, que al igual que tu vengo de la clase obrera y que, también como tu, soy de los que no acepta ser esclavo de nadie; te pido, por el bien de la causa de la libertad y felicidad de los oprimidos, por el bien de la canción necesaria y por el bien de la imagen y el prestigio del gobierno y la revolución bolivariana, que metas tu mano solidariamente chavista para que se me devuelva la libertad y me concedan el asilo político.
Si esto último se considera inconveniente para las relaciones diplomáticas con el gobierno colombiano se podría optar por un tercer país que puede ser, propongo, por ejemplo, Argentina, Uruguay, Nicaragua o Cuba.

Como sabrás ya, la Fiscal Luisa Ortega manifestó públicamente que mi extradición no es procedente. Te deseo junto con tu pueblo y el mío muchos éxitos en tu gestión.
Otro fraternal abrazo

¡ AMANDO VENCEREMOS !
Julián Conrado

Nota: Te mando un CD, con algunas de mis canciones. Era para el Comandante Chávez; como lo tuve de vecino acá en el hospital pensé que se lo podía hacer llegar. 


Anexo- CONTEXTO acerca del quién es Julián Conrado y su situación actual:
Las canciones de Conrado son testimonios históricos y culturales de un valor incalculable... por eso el régimen colombiano lo quiere acallar.
El cantor Julián Conrado fue detenido el 31 de mayo 2011 por fuerzas represivas combinadas de Colombia y Venezuela en territorio venezolano. El gobierno colombiano lo persigue con saña porque Julián Conrado con sus canciones lleva un mensaje de justicia social a un pueblo empobrecido, saqueado y agredido por el terrorismo de estado que utiliza su herramienta paramilitar y tiene todo el apoyo EEUU. Las autoridades colombianas pretenden obtener otra entrega ilegal de un perseguido político por parte de Venezuela; pero los hombres y mujeres con ética de Venezuela y del mundo piden ASILO para el Cantor. El DIH impide entregarlo a Colombia y ampara el ASILO para el perseguido político, quién además está enfermo. Un hombre viejo y enfermo, apresado cuando buscaba ayuda médica no puede ser entregado a sus persecutores, por respeto al DIH y a la ética. En las cárceles colombianas fallecen con inusitada frecuencia los presos políticos por tortura y por tortura de negación de asistencia médica.
La Convención de Ginebra y la Convención Contra la Tortura impiden entregarlo a Colombia. Se pide que las autoridades venezolanas respeten el DIH y la ética bolivariana y no entreguen al cantor Julián Conrado a una tortura segura. En las cárceles colombianas son empujados a la muerte los presos políticos, que son la abrumadora cantidad de 9.500, en lo que evidencia el carácter represivo del Estado colombiano, uno de los regímenes más represivos del mundo.
El pueblo colombiano sufre terrorismo de estado y necesita que sus hermanos latinoamericanos se solidaricen. Que al menos sean respetados los perseguidos políticos y los gobiernos regionales no entren a colaborar en la cacería humana con EEUU y el régimen Santos.
Recordar que el caso de Julián Conrado se inscribe en unas políticas de colaboracionismo militar, que contravienen incluso la Constitución Bolivariana de Venezuela y el DIH: varios perseguidos políticos heridos y enfermos han sido entregados por Venezuela al régimen colombiano en total violación al DIH, incluso está el caso de guerrilleros retirados por graves enfermedades y de un civil: el periodista Joaquín Pérez Becerra entregado en abril del 2011, negándole el debido derecho a defensa y violando todo el DIH.
Varias voces de Venezuela y el mundo, organizaciones y defensores de DDHH, alzan sus voces por el respeto al DIH y que cesen las entregas de perseguidos políticos a un estado sobre el que pesan múltiples denuncias por torturas y homicidios en régimen carcelario, como es el caso del estado colombiano. De la Venezuela Bolivariana que los revolucionarios del mundo apoyamos, se espera el abrazo en humanidad e internacionalismo al cantor del pueblo colombiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTICIAS COLOMBIA:
Página de prensa alternativa, pensamiento crítico e información para romper el cerco mediático que impone el capital.
Difusión de noticias necesarias y silenciadas por los MassMedia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
COMPARTIR ARTÍCULO EN:

Artículos de análisis más leídos

Otros Artículos entre los más leídos

Documental ‘Falsos positivos-Crimenes verdaderos’

Fosa común más grande de América Latina [2.000 cuerpos en La Macarena]

Seguidores en